FAENAS DE CAMPO

FAENAS DE CAMPO

Publicación mensual que trata sobre el mundo de caballo en España, costumbres , tradiciones, doma vaquera, ganaderías, personajes relevantes del mundo ecuestre y mundo campero.

DOMA al COMPLETO

DOMA al COMPLETO

Publicación mensual que trata sobre doma deportiva, morfofuncionalidad, veterinaria, biomecánica y disciplinas hipicas.

martes, 4 de diciembre de 2012

lunes, 17 de septiembre de 2012

Perdimos a Curro Jimenez…. Esta editorial va dirigida a los cuarentones, a la generación nacida en los años sesenta, que tuvimos la suerte dedisfrutar durante nuestra infancia y pre-adolescencia deuna serie emblemática de la Rtve, cuando la televisión eraespañola. El nueve de agosto se nos marchó, con 75 años, SanchoGracia, conocido por su papel de “Curro Jimenez”. Recuerdo que con 12 años había un momento mágico para mi y era cuando sonaban los acordes de la melodía de la serie y aparecía en pantalla aquél bandolero descarado, pendenciero y sentimental a lomos de un caballo español tordo, campaneante, de galope elevado. En esosmomentos se disparaban los sueños de una niña de 12 años que, lejos de estar enamorada del personaje, hubiera querido ser como él. Yo, que entonces vivía una realizad lejana a los caballos pero me moría de ganas de estar junto a ellos, aplacaba la sed viendo a aquel hombre que se hizo bandolero tal como respuesta al daño que una sociedad corrupta y una justicia manipuladora le hicieron a el y a su familia y se tiró al monte, se hizo proscrito y como un Robin Hook a la mediterránea dedicó su vida asobrevivir entre el delito hacia los más pudientes, azote deterratenientes, benefactor de los desfavorecidos y el amor a la libertad, a lomos de un caballo. Sancho Gracia consiguió este papel gracias a que sabíamontar a caballo y lo que tal vez nunca imaginó es que suimagen y la de Curro Jimenez se iban a solapar parasiempre y este papel es el que le daría la fama.En mis recuerdos de infancia me veo absorta mirandoaquella pantalla en blanco y negro, soñando con estar cercade los caballos y en recorrer libre un ilusorio campo sin vallados ni cerramientos. Los años han pasado y poco a poco las realidades de la vida hacen olvidar los sueños de la infancia, el mundo nos encorseta entre sus exigencias sin sentido para que llevemos esa vida ordenada que tanto les gusta vendernos a nuestros políticos y gobernantes por que es garantía de su bienestar, pero en el corazón de muchos de nosotros se habrá quedado la pequeña llama de la admiración por el bandolero transgresor, un tanto pillo y un poco sentimental que nos inculcó que se puede ser un poco libre…....a costa de pagar un alto precio y lo que es mejor; montado en un caballo. Elena Herranz de la Fuente

jueves, 2 de agosto de 2012

viernes, 13 de julio de 2012

lunes, 2 de abril de 2012

domingo, 11 de marzo de 2012

EDITORIAL MARZO 2012. LA AZAROSA VIDA DE LA DOMA VAQUERA

“Nació la doma vaquera en la baja Andalucía, en un
cortijo donde se criaba el ganado bravo, nieta de
mayoral e hija de militar de rango quien tras cumplir
con sus deberes con la patria, regresó a la casa con
conocimientos sobre la doma de los caballos. Entre la
dehesa y la marisma junto a las vacas se crió la doma
vaquera, con un carácter alegre pero recio, capaz de
someter a los caballos y no importunar a los astados,
pero con mando. Midió el tiempo en su infancia al
compás del paso de un caballo vaquero, entre medias
en la cara del toro, arreónes para ir a buscar algún
becerro y costados para abrir cancillas.
Tras una infancia en el campo le llegó la juventud y salió
de la finca para ir a la feria y a la romería, donde los
jinetes comenzaron a mostrarla por las pistas.
Conforme con el desarrollo de su edad se volvió más
fina y grácil, aprendió modales. En las pistas lució, como
una bailaora , vueltas sobre las piernas y parones.
Recibió aplausos y vítores que la halagaron, pero a
cambio tuvo que pagar el precio de perder su frescura
infantil y conoció la crítica y el inconformismo.
Durante años, de pista en pista, exhibió su arte la doma
vaquera. Tuvo varios amantes, y cada uno la entendió de
una manera. La juzgaron muchos, pero nadie fue capaz
de valorar todos los detalles que su corazón albergaba.
Se le fueron pasando los años como la falsa moneda, de
mano en mano, de boca en boca, sufriendo a ratos la
tristeza de saberse ignorada y recibiendo con alegría a
quien de nuevo llamaba a su puerta.
La doma vaquera es una mujer, hermosa, atemporal,
alegre y nostálgica, que no pierde nunca la ilusión de
que aparezca quien sepa entender los recovecos de su
sentimiento, valorar su pureza nacida del campo y su
temperamento recio templado bajo el sol del verano y
el frio y la lluvia del invierno.
Tenaz, hermosa, sensible y pasional ; Que tendrá la
doma vaquera, que cada uno la entiende a su manera,
que a todos encandila y enamora, pero que vive libre,
a campo abierto, dueña de veredas y caminos, y es el
alma en las conversaciones de todos los hombres
aficionados al caballo campero.”

Elena Herranz de la Fuente

domingo, 22 de enero de 2012

PDF REVISTA ENERO 2012

En este enlace podrás ver y descargarte el numero 20 de FAENAS DE CAMPO

http://es.scribd.com/doc/79042267/20-Enero-2012-Faenas-de-Campo-Web

lunes, 16 de enero de 2012